Sidebar

29
Vie, Sep

Valorización y conservación de la agrobiodiversidad en los valles interandinos de Bolivia

volúmen 33, número 1
Typography

La agrobiodiversidad de cultivos en los valles interandinos de Bolivia y sus sistemas agroecológicos garantizan la seguridad y la cultura alimentaria locales para el bienestar de las familias, como en el caso de la ajipa. Las raíces tuberosas de esta planta presentan valores proteínicos superiores a los de otras raíces y tubérculos como la yuca y la papa, pero con valores energéticos bajos.

La agricultura familiar que sostiene la seguridad alimentaria

Hay en la actualidad, en todo el mundo, 570 millones de fincas, de las cuales 500 millones pueden considerarse como fincas familiares. Sin embargo, 475 millones de familias rurales poseen menos de dos hectáreas de tierras de cultivo, lo que representa una muy pequeña parte de las tierras cultivadas del mundo. En América Latina el 80% de las fincas se clasifican como agricultura familiar, en la que predomina el cultivo a través de sistemas tradicionales. Las pequeñas explotaciones representan el 20% de la tierra cultivable y el 13,2% de esta superficie se encuentra en los países andinos (Leporati y otros, 2014; Lowder y otros, 2014).

En Bolivia 729 000 pequeños agricultores producen seis millones de toneladas de alimentos destinados al consumo interno, lo que garantiza una dieta equilibrada, rica y diversa. La agricultura familiar incluye a los “pequeños agricultores” del altiplano y valles, de los cuales el 30% se encuentra en Cochabamba, 25% en La Paz, 13% en Potosí y el resto en los otros departamentos de Bolivia (INE, 2014).

La agroecología andina y la conservación de la agrobiodiversidad

Con financiamiento de DANIDA y en coordinación con la Universidad Mayor de San Andrés, la Facultad de Agronomía y su Instituto de Investigaciones Agropecuarias y de Recursos Naturales; la fundación PROINPA y la Universidad de Copenhague, el proyecto AndesCrop llevó a cabo en 2011 y 2012 un estudio cualitativo sobre la conservación de la agrobiodiversidad de la ajipa por pequeños agricultores en los valles interandinos de Bolivia. El estudio encontró que esta especie se comercializa en los mercados urbanos de la ciudad de La Paz, en fechas cercanas a las celebraciones del Viernes Santo, Corpus Christi y en fiestas regionales. La ajipa es una leguminosa; su propagación es similar al frijol y para la producción de la raíz, los agricultores deben hacer una poda manual de las flores. Su raíz es rica en proteína (8%) y amilopectina, y su sabor es como el de la manzana.

Las dietas tradicionales sostenibles están en peligro

Puede decirse que Lloja, Angostura y Ornuni, comunidades del departamento de La Paz, y las comunidades del municipio de Independencia de Cochabamba, son lugares ideales para el cultivo tradicional de productos nutricionalmente atractivos. Pero aunque estas comunidades presentan una mayor agrobiodiversidad en comparación con otras, solo unos pocos agricultores están comprometidos con el manejo de sistemas tradicionales. El mantenimiento de estos sistemas exige la atención minuciosa del productor para asegurar la disponibilidad de semillas de buena calidad. La agroecología no se practica como una necesidad sino como parte de los sistemas tradicionales de producción cuando los agricultores manejan sus cultivos y no emplean fertilizantes ni otros agroquímicos de origen industrial. Muchos de estos cultivos alimenticios, a
pesar de su alta calidad nutricional, son subutilizados. Solamente los ancianos mantienen este conocimiento, mientras que la población rural joven emigra a las ciudades.

El aspecto de la seguridad alimentaria en el contexto de la sostenibilidad recibe poca atención en términos de consumo, tanto en zonas urbanas como en zonas rurales remotas, debido a los cambios en la cultura alimentaria. Los pequeños agricultores juegan un papel importante en el suministro de productos a los principales mercados urbanos. Las comunidades que suministran productos agrícolas a las ciudades de La Paz y Cochabamba, al encontrarse distantes de los centros urbanos, emplean camiones como único medio de transporte para trasladar cada noche a los agricultores y sus productos a los diferentes mercados urbanos. La oferta de verduras y frutas varía de acuerdo con la temporada. Por lo general durante la época de lluvias las carreteras se encuentran dañadas, lo que impide llegar a destino en un plazo razonable.

La agrobiodiversidad local proporciona una dieta saludable. Sin embargo, en el departamento de Cochabamba las familias dependen de pocos cultivos, es decir, su dieta es poco variada y las comidas rápidas juegan un papel destacado en la alimentación de la población.

La migración y la lucha por preservar el conocimiento local

Actualmente la malnutrición está presente en el mayor consumo de productos ricos en hidratos de carbono. Un ejemplo claro es que cuando los agricultores tienen buenos rendimientos en su producción, venden sus productos y compran productos que son fáciles de cocinar y consumir, como fideos, harina, gaseosas, etc. En las comunidades rurales la migración está provocando un cambio en la cultura alimentaria tradicional y este problema va en aumento. En la visita realizada en 2012 se comparó información con la de veinte años atrás; en esos tiempos la malnutrición se debía a las condiciones climáticas adversas y a la falta de infraestructura. Hoy en día, con la creciente migración y la reducción del conocimiento tradicional, los proyectos municipales necesitan con urgencia apoyar a los agricultores a mantener su rica agrobiodiversidad y a valorar sus conocimientos tradicionales.

La ajipa y su valorado contenido nutricional es parte de la alimentación de las familias rurales. Comunidad de Lloja, departamento de La Paz, Bolivia. J. P. Rodríguez

Existen muchas causas que afectan el cambio de la cultura alimentaria y la malnutrición presentes en los hogares. Entre las principales podemos citar los cultivos de temporada, las limitaciones del clima, la infraestructura y la falta de buenas semillas para los cultivos locales. También la creciente contaminación provocada por la minería causa la pérdida de los cultivos tradicionales.

A través del proyecto AndesCrop intentamos proporcionar herramientas y estrategias para salvaguardar la agrobiodiversidad local. Uno de los objetivos fue recuperar y valorizar el conocimiento local de la agrobiodiversidad andina; en este caso, de la ajipa, pero aún falta mayor promoción de los usos de esta especie y otros cultivos tradicionales entre la población urbana (restaurantes, ferias, pequeños productores-proveedores).

Juan Pablo Rodríguez
Centro Internacional para la Agricultura Biosalina (ICBA), Dubai, EAU
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

Insfranz León
Facultad de Agronomía, UMSA, La Paz, Bolivia.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

Carmen del Castillo G.
Facultad de Agronomía, UMSA, La Paz, Bolivia.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

Referencias

  • Amaya Robles, J. E., Julca Hashimoto, J. L. (2006). “AJIPA” Pachyrhyzus ahipa (Weddell). En: Parodi (2006). Biodiversidad y conservación de los recursos fitogenéticos andinos. Perú.
  • INE (2014). Datos relevantes del Censo Nacional Agropecuario 2013. La Paz: Instituto Nacional de Estadística, septiembre de 2014.
  • Leporati, M., Salcedo, S., Jara, B., Boero, V., Muñoz, M. (2014). La agricultura familiar en cifras. En: Salcedo, S., y Guzmán, L., eds. (2014). Agricultura familiar en América Latina y el Caribe: Recomendaciones de poítica. Santiago de Chile: FAO.
  • Lowder, S. K., Skoet, J., Singh, S. (2014). What do we really know about the number and distribution of farms and family
    farms worldwide? Documento de trabajo para The State of Food and Agriculture. ESA Working Paper No. 14-02. Rome: FAO.