Sidebar

30
Sáb, Sep

Año Internacional de la Agricultura Familiar: reunión continental en Brasilia

Volumen 26, número 4
Typography

En el mundo de hoy, más de 3.000 millones de personas viven en el campo. La mayor parte de esas mujeres y hombres –unos 2.500 millones– son agricultores. Más de 1.500 millones trabajan 404 millones de parcelas menores de dos hectáreas, la mayoría con menos de una hectárea. La población rural implicada en agricultura industrial no supera los 20 millones de personas. De los más de 1.020 millones de personas que pasan hambre en el mundo, una buena parte son familias campesinas, con poca tierra, pocos recursos y sin apoyo público, ni infraestructuras, ni asistencia técnica, ni acceso al crédito, ni mercados cercanos, ni instalaciones educativas o sanitarias, etc.


La Asociación Foro Rural Mundial (FRM) y la Confederación de Organizaciones de Productores Familiares del MERCOSUR Ampliado (COPROFAM) organizaron –los días 13 y 14 de noviembre de este año en Brasilia– el Encuentro Continental de América de la Campaña del AIAF. El Encuentro Continental contó con el apoyo de la Secretaría de la REAF (Reunión Especializada de Agricultura Familiar del Mercosur) y el Ministerio de Desarrollo Agrario de Brasil. En el encuentro participaron delegados de 13 países del continente americano y se contó con la participación de representantes de los encuentros continentales realizados anteriormente en África y Asia.

Durante la reunión se analizaron diversas estrategias nacionales, regionales y continentales para difundir los alcances de la campaña, lograr más adherentes y sensibilizar a los gobiernos para que se sumen a la campaña y apoyen en las Naciones Unidas la declaración del AIAF. Los años internacionales declarados por la ONU son motivo de muchas actividades en los sectores público y privado en cada país y a nivel internacional, y son una oportunidad para analizar la realidad de la agricultura familiar, a la vez que se discute y promueven estrategias para aumentar el apoyo al sector rural a través de políticas e inversiones, principalmente en infraestructura, servicios, ciencia y tecnología dirigida a la población más pobre y vulnerable. Como un ejemplo puede mencionarse que el Año Internacional de la Papa, celebrado en el 2008, fue en el Perú motivo para una amplia difusión de los sistemas de agricultura campesina, responsables de la conservación de las papas nativas en las zonas altoandinas, y el reconocimiento de su contribución a la alimentación y la cultura del país.

La COPROFAM está integrada por 12 organizaciones nacionales representativas de productores familiares, campesinos e indígenas de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay, Perú y Uruguay. Su objetivo principal es incidir en la formulación y armonización de políticas públicas de apoyo a la agricultura familiar, campesina e indígena, en cada uno de los países miembros del bloque regional. La FRM es una red mundial, una entidad sin ánimo de lucro cuyo principal objetivo es defender e impulsar el desarrollo rural y la agricultura familiar en el marco de la globalización. El FRM coordina, desde su inicio en febrero 2008, la campaña mundial para la declaración del Año Internacional de la Agricultura Familiar - AIAF (www.familyfarmingcampaign.net) que se propone fomentar el reconocimiento y el apoyo de la agricultura familiar a través de la declaración, por parte de las Naciones Unidas, de un Año Internacional de la Agricultura Familiar - AIAF.

La reunión sirvió también para conocer procesos de incidencia política en marcha en otras regiones del continente. La REAF, por ejemplo, es un caso interesantísimo de diálogo y construcción conjunta de políticas entre la sociedad civil y los gobiernos del Mercosur. Es deseable que el ejemplo de la REAF se pueda replicar en otras instancias subregionales, como la Comunidad Andina de Naciones-CAN. Precisamente, la CAN viene desarrollando un pequeño proyecto que puede sentar las bases de esfuerzos más profundos para el desarrollo de la pequeña agricultura agroecológica. En este proyecto han participado GALCI, el Grupo de América Latina, el Caribe de IFOAM, y organizaciones de los cuatro países miembros y de España.

Invitamos a más organizaciones latinoamericanas a sumarse a la campaña y a sensibilizar a sus gobiernos para que se unan a este movimiento mundial.

Roberto Ugás